Cómo tomar las Flores de Bach

Las instrucciones son sencillas y fáciles de recordar, sin riesgos ni contraindicaciones

Cómo tomar las Flores de Bach

Cómo paso imprescindible para empezar a disfrutar de los beneficios de las Flores de Bach es que adquieras tu preparado floral. Las Flores de Bach se encuentran en frascos de tintura madre a partir de los cuales se elaboran los preparados florales personalizados. Si todavía no tienes tu preparado floral, pásate por nuestra tienda online y haz tu propia fórmula floral.

En cada preparado floral se pueden incluir desde 1 remedio, hasta máximo 7 remedios diferentes. El remedio de urgencia, se compone de 5 flores, pero en la fórmula floral contará como 1 porque esta mezcla emite una frecuencia vibracional específica.

El frasco contiene: la selección de remedios florales, agua de manantial y conservante alcohólico (aunque no es obligatorio, como explicaremos más adelante).

La selección de las flores es un proceso de reconocimiento y autoconocimiento, que se puede llevar a cabo de manera personal o con Terapia floral de la mano de Terapeutas mediante consultas florales. La selección dentro de la terapia floral se hace analizando la situación emocional presente/actual de la persona, teniendo siempre en cuenta la perspectiva del que sufre y siguiendo el método de selección SER (Situación – Emoción – Remedio).

Ahora sí, de nuestro preparado floral tenemos que tomarnos 4 gotas, un mínimo de 4 veces al día; por ejemplo, por la mañana, al mediodía, por la tarde y por la noche. Si lo necesitamos podemos tomarlas más de 4 veces al día, todas las veces que haga falta, pero siempre aumentando el número de veces y no el número de gotas.

Las Flores se pueden tomar depositando con el cuentagotas 4 gotas debajo de la lengua, o diluyendo las 4 gotas en un vaso con agua (en este caso se tomarán 4 vasos de agua mínimo al día). Si al tomar las gotas directamente debajo de la lengua, el cuentagotas entrará en contacto con nuestra saliva, es recomendable lavar previamente el cuentagotas antes de guardarlo de nuevo para que no se contamine el contenido del frasco.

Si se te olvida tomar las gotas no pasa nada, simplemente sigue tomando 4 gotas e intenta mantener el hábito. No es necesario tomar más de 4 gotas para recuperar las no tomadas, ni tampoco tomarlas más veces. Es importante recordar que no es necesario aumentar la cantidad de gotas, sino la cantidad de veces que se toman al día. Remarcar que la importancia de las 4 gotas, solo nos indica la cantidad mínima a tomar para beneficiarnos de sus efectos positivos y la cantidad máxima a usar para no malgastar el remedio.

La utilización de las flores es totalmente segura. El sistema floral no tiene contraindicaciones, ni efectos secundarios ya que no dispone de principios activos que puedan afectarnos gravemente. Incluso si se diera el caso de que nuestro frasco personalizado lleva una flor que no necesitamos, ésta simplemente no nos afectará, y en ningún caso empeorará la situación.

A diferencia de la medicina convencional, donde las instrucciones son muy detalladas de cómo, cuándo y cuánto se debe tomar, incluso según qué persona se le asignará una dosis superior a otras, en el sistema floral las instrucciones son sencillas, iguales para todo el mundo y sin riesgo alguno.



Los remedios florales no tienen ningún tipo de riesgo, ni contraindicación. Es un producto de origen natural elaborado a partir de la filosofía del sistema floral del Dr. Bach, totalmente compatible con otras terapias y con la medicina tradicional. No obstante, Las flores de Bach, o la medicina alternativa presentada en esta web, no sustituye ningún tratamiento tradicional. Es aconsejable acudir a su médico de cabecera antes cualquier situación grave. Las flores de Bach tratan las emociones de las personas a través de terapia vibracional , no tratan enfermedades ni dolencias. La filosofía del Dr. Bach expone que los males físicos radican en males emocionales, y en la actualidad, ya hay muchos estudios que han demostrado que el bienestar emocional tiene un impacto directo en nuestra salud.